Actualizada en 2021

La esencia de esta política es, en primer lugar, dejar establecido que nuestra línea editorial es producida desde la Sala de Redacción por un equipo de profesionales íntegros, con normas, teorías y vivencias éticas del periodismo de manera que rechazamos en forma rotunda y no aceptamos condicionamientos de ningún tipo a nuestra libre expresión ni de sectores civiles, círculos técnicos, gremiales y mucho menos de ningún gobierno aunque eso signifique, que nos marginen, estigmaticen o nos convirtamos en seres proscritos por buscar la verdad sin pretender la aprobación de quienes quieren controlar la prensa. Nuestra única responsabilidad es con el interés público y el bienestar de nuestro pueblo.

  • Publicamos información ignorada por el monopolio mediático nacional e internacional o que trasciende de acuerdo con los intereses ligados a la propiedad de los medios ya sea vertical u horizontal.

• Las líneas editoriales no obedecen a criterios partidistas, económicos, ideologías políticas, corrientes de pensamiento concretas.

• El periódico pretende interpretar los hechos de realidad con una visión política holística, integradora de diferentes pensamientos, mediante el estudio de diversas disciplinas para representar la realidad.

• Reconocemos que los medios de comunicación son vistos como un medio de control social y nuestra intención es servir como un canal de comunicación que aporte al desarrollo integral de toda la nación y no sólo de un pequeño grupo.

• Nuestro discurso periodístico intentará poco a poco -y a medida se profundice en el conocimiento- deconstruir los discursos mediáticos tradicionales y hegemónicos que estereotipan, segregan, crean realidades entre “nosotros” y “los o las distintas” o que dependen de la fijación de la “agenda setting”, “priming” o “agenda framing” que tienen en práctica los grupos de poder dominantes, las grandes multinacionales y gobiernos que pretenden controlar el mundo.

• La teoría de la espiral del silencio (Noelle Neumann, 1995) indica que el temor a plantear ideas no dominantes conduce a la autocensura, en ese sentido, este espacio es un esfuerzo por vencer la censura y autocensura desde el pensamiento y la representación apegada al conocimiento.

• En RI creemos que un sólo hecho tiene diferentes versiones y puntos de vista que en la medida de lo posible serán dados a conocer.

• Hay un espacio para dar a conocer tal como lo informan las dependencias estatales, sin la mediación de la Sala de Redacción, los aspectos positivos de la administración estatal.

• Los estándares de la libertad de prensa, Derecho de Información y de expresión son un derecho al servicio del bienestar social y del interés público y no un medio para crear, en la prensa, clases privilegiadas.

• Se trabaja en un Código de Ética que será publicado para que el público pueda exigir que las publicaciones sean publicadas con base en los lineamientos éticos.

• El periódico respeta la opinión de cada uno de sus columnistas y garantiza el derecho a la libertad de expresión.

• La publicación de investigaciones serán respaldadas con datos verificados y con la prueba de evidencia que respalde nuestras publicaciones.

• La honestidad e integridad forman parte de los lineamientos editoriales y éticos de RI para cambiar la cultura de corrupción en el periodismo.

• El periódico respeta la opinión de su auditorio y creemos firmemente que todas las personas merecen expresar sus puntos de vista sin tener represalias por ello.

• Nuestra política está ligada a la denominada teoría de la Transparencia de los Medios que debe impulsarse en el país.

• Nuestro periódico es financiado inicialmente con fondos que en su mayoría sirvieron para realizar la investigación periodística Víctimas Borradas, impulsada por PressStart y por Irex Europe, cuya recaudación fue pública, otra parte sirvió para pagar el dominio de la página.

• El periódico pretende ser financiado con patrocinios, donaciones, proyectos de investigación apoyados por redes internacional y tomando en cuenta experiencias de monetarización exitosas aprendidas en el curso en línea “Periodismo Emprendedor: cómo monetizar, promocionar y manejar medios digitales”, del Centro Knight.

• La especialidad del periódico será la justicia, derechos humanos y la seguridad que enfocará su mirada no sólo en visión reduccionista de la violencia delictiva.

• El modelo comunicacional estará basado en la interacción, visualización e información que en la mayoría de los casos pueda ser auditable sobre todo si en algún momento de su existencia, se hace un trabajo de periodismo de datos a gran escala.

• La sección voces comunitarias y periodismo popular de América Latina relatarán información de movimientos sociales que producen noticias alternativas en todo el continente.

Archivos