Jugando la palabra a tiempo escandido

By Mr. Kinky and Yonki Nerd

(Escrito por el Sr. Cachondo y Adicto Cerebrito) 

¿Qué es el diván?

No es el David, ni el “se dan”, aunque si es bien rico darse y conozco más de un David muy guapo; pero el diván es este silloncito lindo, alargado. Apenas llego aquí a terapia de psicoanálisis, me recuesto, dejo fluir mis ideas. Sucede la magia, digo lo que pienso-siento, recostado mirando el techo, nace la palabra a tiempo escandido, sin pausa, sin juicio; surge lo secreto, aquello guardado por vergüenza, miedo, por olvido o porque me enseñaron a callar. 

Aquí en el diván el inconsciente se revela, ideas acumuladas difícilmente dichas; al hacerlo me enseñan el universo oculto y presente de mí interior, incomprendido hasta el momento de enunciarse, entonces cuando se forma en palabras me transforma, me hace más yo.

Vivimos un siglo complejo, c’est très difficile, parece el siglo de los siglos; por ende, estoy convencido deberíamos ir todxs a terapia; incorporémoslo a la canasta básica, para estar bien, sonreír, ser felices. Quiero vivir pleno ser yo mismo, amarme, o mínimamente no dañarme. Siempre he pensado el amor es un acto político, salí del closet para vivir el amor diverso, es mi ejercicio pleno de los derechos conquistados en las luchas sociales en favor de la otredad.

Gracias al diván, a la terapia, hoy se que el amor propio es el inicio, también es un acto político, porque mientras más sincero soy conmigo mismo, más pleno me vivo; entonces ejerzo mayormente mi voluntad y actuar político, sin miedo, libre.

¿Quién soy?

¡No soy planta ni un pez, soy una persona!, humano. Sí me gustaría ser de Kripton y tener superpoderes, o descender del Olimpo para ser más sexy que Apolo… pero no. Leo mucho, mi signo zodiacal es el mejor de todos, me gusta el color rosa mexicano, amo el chocolate, los perfumes, ¡viva Chanel!, ver series, el sexo, viajar. Comer bien siempre es muy importante -un buen vino maridado con salmón o una pizza grasosa con buena cerveza-.

No soy muy masculino, tampoco tan femenino… ¡soy muy gay! ¡aunque alguna vez fui un poco lesbiana! Me gusta mucho la política, por eso ahora me denomino queer, es una transgresión a lo socialmente establecido, para romper toda idea preconcebida en lo heteronormado, patriarcal y hegemónico; mi forma de luchar en defensa de lo políticamente insurrecto, pero socialmente indispensable: la diversidad sexual.

Soy sexoso, muy cachondo, me gusta explorar así que probé más de una droga ilegal y todas las legales, pero siempre antes de ello agoté toda investigación científica respecto a sus consecuencias en el cuerpo. Sí algo Nerd: ahora leo en 4 idiomas, hablo 3, siempre quiero más: insaciable. Un poco suicida, tuve ganas de cruzar la línea, de morir, por eso vine al diván.

Amo a mi familia, les estoy infinitamente agradecido, me dieron esta fuerza incansable para luchar, desde la favela en la que nací. Soy afortunado, bendecido con las mejores, las más respetuosas amistades.

Fui a la universidad, mi trabajo me ha dejado viajar, pero sé todos los días hay mucho que hacer para disminuir las diferencias económicas entre personas, quiero todxs tengan acceso a la educación, a la salud, a la justicia. Creo en las mujeres quiero sean más respetadas, valoradas y en el mundo rija la igualdad más la equidad.

En definitiva, soy pedante, muy soberbio, pero crecí con fríjoles, maíz, chile y arroz. Realmente busco este mundo sea mejor. 

Realmente no soy tan sexual, pienso en más que penes o culos; tampoco soy tan adicto, me gusta ir al gym y comer sano; pero me han etiquetado tantas veces así -disminuimos con facilidad el potencial de los otros con prejuicios, percepciones superficiales discriminativas-. Es probable sea algo intelectualoide, sé perfectamente siempre falta mucho por saber, por descubrir, me siento idiota. Tengo conflictos de clase y tal vez de género, pero ahora simplemente jugaré con las palabras; desde hoy, desde esta nueva columna jugaré a ser *Mr Kinky and Yonki Nerd.

*(Sexi y adicto, estereotipado como tímido e inteligente).

Archivos