Bicentenario: indígenas preparan ¡Encuentros regionales de los Pueblos!

Por Luis Hércules

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. Los gobiernos de la región centroamericana, preparan celebraciones que conmemoran 200 años de independencia de España; pero en Honduras, las organizaciones que representan a los pueblos indígenas, garífunas, organizaciones comunitarias de base, y espacios académicos generadores de pensamiento, unen sus voces y gritan que: ¡No hay nada que celebrar!

A partir del 1 al 3 de septiembre, se encontrarán para plantear su posicionamiento ante estos 200 años ¡sin justicia, ni democracia, ni equidad de género, ni soberanía, ni autonomía, sin Estado de Derecho y con fuertes violaciones a los Derechos Humanos!

Los Encuentros son impulsados desde la Mesa 11 de Diálogos Alternativos, surgida en 2019 durante el contexto de las luchas gremiales por la defensa de la Educación y la Salud y pensado como un espacio de articulación colectiva de organizaciones sociales y populares. Ese mismo año se planteó, en el marco del “Encuentro de Pueblos hacía un Estado Intercultural” realizado en Santa Rosa de Copán; “convocar en septiembre del 2021 a Encuentros Regionales de los Pueblos para debatir desde abajo, desde los territorios la idea de la supuesta independencia que por 200 años ha significado el despojo, opresiones sociales, políticas, económicas y culturales. Mientras sectores aliados al régimen de Juan Hernández han comenzado a celebrar coloquios, conferencias, a departirse premios y condecoraciones alusivas a la supuesta independencia, los pueblos avanzamos a decir que no tenemos nada que celebrar, pero si a luchar por esa añorada independencia”.

Cada región se reunirá a repensar el actual contexto de país, las bases sobre las que se construya un Estado cimentado sobre otros fundamentos y “que no sean la barbarie, la exclusión y la explotación que hace 200 años fue la herencia de colonos a criollos, quienes no solo se apropiaron de la tierra, de los bienes comunes de la naturaleza sino de la vida social y política imponiendo Gobiernos y una República puesta al servicio de enclaves nacionales y transnacionales que se resumen en las ZEDE”, reza la nota de prensa.

Desde Mesa 11, “estamos convocados a repensar una nación en permanente construcción, sin exclusiones, racismo, sexismo, ni patriarcado ni machismo como nos insistía nuestra hermana Berta Cáceres. Un encuentro que nos convoca para seguir en unidad y lucha, en la batalla de las ideas para repensar esa verdadera independencia”. 

La nota concluye que “hace 200 años la tutela y la dependencia ante la dominación española aparentemente había terminado pero el modelo, las estructuras políticas, económicas siguieron replicándose dentro y fuera de las instituciones del Estado con la llegada del liberalismo económico y la dominación estadounidense; una colonialidad del poder y del Ser que urge de una descolonización de fondo, sobre todo cuando se trata de ejercer poder social, político y económico que su carga violenta siempre recae en los más excluidos y marginados. El curso de ese proyecto colonial de 200 años solo puede reflejarse en el rio ensangrentado del capitalismo que nos arrastra sin piedad al abismo.  Pero la alternativa a ese modelo de muerte está en los pueblos, en sus resistencias, en sus cosmovisiones, en un modelo de vida alternativo al hegemónico, al que imponen los que asaltan el poder.  Por eso desde ya nos convocamos a repensar el bicentenario desde abajo, desde los pueblos”.

Be the first to comment

Deja un comentario