Mujeres sufren violencia política en Honduras

La diputada, Johana Bermúdez.

Por: José Manuel Serén  | Imágenes: César Fuentes

Tegucigalpa Honduras | Reporteros de Investigación. Los ataques van desde frases pronunciadas en el Congreso Nacional como “pareces una niña” para ofender a sus colegas políticos como si ser niña o mujer fuera algo inferior en la escala social y desde ahí, hasta lenguaje que les invisibiliza, campañas de desprestigio, burlarse de la apariencia de las mujeres, levantar rumores basados en la libertad sexual o en su credibilidad, además de los entornos de acoso sexual.

Publicación de Diario Tiempo del 25 de abril de 2019 https://tiempo.hn/zafarrancho-cn-diputados-partido-nacional-libre-empujones-insultos/.

Las mujeres lloran, se sienten marginadas, reciben burlas, pero generalmente se callan. En las últimas horas en la capital de Honduras varias políticas y políticos hondureños se sentaron a analizar la forma en que sufren estigmatización, violencias de género dentro de los partidos políticos y violencia simbólica desde los medios de comunicación por el reforzamiento de estereotipos.

La violencia con ataques basados en roles de género está presente contra las mujeres del gobierno a las que el pueblo les atribuye irregularidades y corrupción. No obstante, los memes, mensajes, llamadas telefónicas y la comunicación masiva no cuestiona tanto las anomalías como la apariencia, la vida, la libertad sexual y las hacen víctimas de ataques con misoginia.

En los partidos de oposición como Libre, que se autoproclamó como feminista, y el Partido Liberal no hay gran diferencia interna respecto al trato que reciben las mujeres cuando les toca liderar espacios que son integrados por hombres. Los ataques pueden ser sutiles o directamente muy hostiles y no cesan hasta que las marginan.

Una periodista contó hace unos años cómo al liderar espacios le inventaron que era una agente infiltrada para demeritar su trabajo, otra contó que su jefe líder del partido la acosó sexualmente y desde que se negó a ceder a la pretensiones de su jefe, él cambio y al final fue despedida.

Este jueves en la capital de Honduras se realizó el foro “Un voto contra la violencia política hacia las mujeres”. El evento fue organizado por el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), fue desarrollado en un hotel capitalino para discutir sobre diversos casos de violencia en los distintos organismos políticos.

En el evento estuvieron presentes las magistraturas del CNE representadas por  Ana Paola Hall, magistrada del Partido Liberal, Rixi Moncada del  Partido Libertad y Refundación y Kelvin Aguirre, del Partido Nacional.

María Antonia Quiroz Morales, exponente del evento, explicó que está violencia puede manifestarse de manera psicológica, física, económica y sexual.

Estos actos intimidatorios hacia las mujeres pueden ser ejercidos por simpatizantes de partidos políticos, agentes estatales, superiores jerárquicos e incluso periodistas que realizan notas minimizando a las candidatas.

Esta iniciativa fue propuesta por la magistrada presidenta del CNE, Ana Paola Hall, por considerar la violencia política como para el ejercicio de su ciudadanía.

La Diputada Johana Bermúdez, y actual candidata del Partido Nacional, amplió sobre el objetivo del evento y expresó que este era un método para llevar un mensaje a la población que les haga entender que las mujeres son mejores administradoras y donde gobierna una mujer hay más transparencia.

“Es una alianza, que se lleva a cabo con distintas organizaciones de la sociedad civil, para reducir la violencia contra la mujer y lograr captar la mayor cantidad de votos de la mujer hacia la mujer”, explicó la Diputada Bermúdez.

El Consejo Nacional Electoral está integrado por dos magistraturas regidas por mujeres y una por un hombre haciendo mayoría la representación femenina en este órgano.

Be the first to comment

Deja un comentario