Poema: En un día cualquiera

Por Carlos Méndez 

Poema

Gritando en la soledad del mar

hilvané

un pensamiento y admiré verte

en la profundidad

de los ojos indios del poeta.

Y vi la fortaleza

de tu bandera

el símbolo de tu flor,

la verticalidad de tus pinos y robles;

tu escudo

con los cuernos de la

abundancia

cayendo sobre nuestros estómagos sin fin,

en las minas

saciando nuestra metálica brillantez

y yo acurrucado

al pie del óvalo

extasiado

con tus palabras gigantes. Esas que dicen HONDURAS, LIBRE SOBERANA E INDEPENDIENTE 

y veo el arco iris 

y la aljaba de flechas 

honrando la dignidad de tu soberanía.

Refrescando mis pies

En tu mar de caracoles,

de almejas

y pájaros desconocidos, me dan las tres 

de la madrugada

de un día cualquiera…

…y vos, convertido en periquito 

de montaña patria,

me despertás con tus chillidos  

de estrella juguetona.  

Be the first to comment

Deja un comentario