Fiscalía de NY: Yani Rosenthal buscó a presidente de Honduras para proteger narcotraficantes

2/2

En 2017, Yani Rosenthal y su primo Yankel Rosenthal, ex miembro del gabinete presidencial, se declararon culpables de cargos de lavado de dinero.

Este caso ilustra por qué arrestar a los narcotraficantes por sí solo, sin enjuiciar a los políticos que los protegen, no será suficiente para detener la marea de cocaína que llega a este país. Los narcotraficantes serán reemplazados y los co-conspiradores del acusado probablemente ya lo hayan sido.

Lo que se debe apuntar es el apoyo político y estructural que se brinda a los narcotraficantes en países como Honduras que permite que los narcotraficantes prosperen a niveles monumentales.

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. El escrito de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, presentado ante la Corte del Distrito Sur, que contiene alegatos sobre el juicio contra el ex diputado Freddy Nájera, contenido en el “Case 1:15-cr-00378-PGG, Document 156”, revela cómo buscaron la protección de Juan Orlando Hernández Alvarado.

“Durante una reunión registrada en enero de 2014 entre el acusado, el congresista Martínez Turcios y otros narcotraficantes, el grupo discutió la búsqueda de un trato favorable y protección del presidente hondureño recientemente electo (“Oficial-1”), incluso mediante la coordinación con Yani Rosenthal y tratando instalar al asociado de Cachiros Óscar Nájera como presidente del congreso hondureño”, dice este escrito.

Narcosobornos de JOH a diputados: Fiscalía de NY

«El acusado (Freddy Nájera) explicó al grupo que “habíamos ideado una estrategia con Yani [Rosenthal]” que implicaba buscar una posición de liderazgo para Óscar Nájera, pero que el Oficial-1 (Juan Orlando) había expresado su preocupación por su propuesta. El acusado aseguró al grupo que el Oficial-1 (Juan Orlando) tenía una relación cercana con Rosenthal y que el Oficial-1 “aun así, está en alianza… Con nosotros. Porque no ha dejado de ayudarnos».

«El acusado (Freddy Nájera) explicó que el Oficial-1 (Juan Orlando) indicó “que nos va a pagar sesenta millones [de lempiras hondureñas], veinte cada uno, porque aquí es donde está el poder”.  El acusado dijo, sin embargo, que “no estuvimos de acuerdo en nada” y “luego con Yani [Rosenthal], simplemente nos levantamos y salimos” de la reunión».

«El acusado también le dijo al grupo durante la reunión de enero de 2014 que estaba trabajando para ayudar a sumar un bloque de votos en el congreso hondureño para lograr protección para los narcotraficantes. Afirmó que “queremos formar un grupo muy unido de diez, once, pero lo hemos analizado en detalle … Doce. Pero necesitamos cinco o seis personas del Partido Nacional para tener 100 % de garantía “. En última instancia, Oscar Nájera no se convirtió en presidente del Congreso Nacional», dice el escrito de la Fiscalía.

«En diciembre de 2019, el Secretario de Estado designó a Oscar Nájera de conformidad con la Ley Magnitsky basándose en un hallazgo de que “participó y se benefició de la corrupción pública relacionada con la organización hondureña de narcotráfico Los Cachiros». 

Control de militares y orden a policías para asesinar

«En 2010, el imputado y Rosendo de Jesús Nájera Martínez, alias “Chendo”, instruyeron a un miembro de la Policía Nacional de Honduras para que matara a un rival en las cercanías de San Esteban, Olancho. En 2016, la Corte Suprema de Honduras concluyó que las pruebas de un juicio hondureño “indudablemente atestiguan más allá de toda duda razonable” que el acusado “participó deliberadamente, junto con otras personas” en el asesinato de Claudio Rigoberto Méndez en octubre de 2012 en Olancho».

«La “organización del imputado incluía a decenas de trabajadores” y una estructura administrativa en la que el imputado tenía “altos tenientes”, entre ellos Justo Rufino Rosales Maldonado, a / k / a “Ruffo”, a / k / a “Ruffino”, a / k / un “Cooper”; Rosendo de Jesús Nájera Martínez, a / k / a “Chendo”; y Mario Reniel Ramos Crosier, a / k / a “Ne”, a / k / a “Cusuco”», afirma la Fiscalía.

«Aproximadamente a principios de 2012, el acusado le mostró a un congresista hondureño un área en la frontera entre Honduras y Nicaragua donde el acusado construyó una pista de aterrizaje “con la ayuda de aproximadamente 75 hombres”. Más tarde ese año, el acusado le dijo a un grupo de operativos del Cartel de Sinaloa que “tenía control sobre los militares y los agentes del orden que le proporcionaron información y protección”, y posteriormente recibió aproximadamente 12 aviones llenos de cocaína en pistas de aterrizaje controladas por [el acusado] en Olancho».

Nájera es además mencionado por el asesinato del general Arístides González, director de Lucha contra el Narcotráfico

Asesinatos desde el poder

Este escrito menciona además: “No obstante, se adjuntan ejemplos de las revelaciones del Gobierno en 2018 sobre la violencia de Blanco Ruíz ( conocido como “Wilter Blanco” o “WB”), incluidas las revelaciones sobre el papel de Blanco en el asesinato de “El Chino” y otros asesinatos. ((sobre el papel de Blanco en los asesinatos de (i) varios miembros de la pandilla Los Grillos…El papel de Blanco en el asesinato de “El Chino” en particular se discutió durante el testimonio en audiencia pública en el Juicio de octubre de 2019 de Juan Antonio Hernández Alvarado, ”hermano del Oficial 1.

Este escrito menciona que, por ejemplo, en 2011, la tasa de homicidios de Honduras fue de 92 asesinatos por cada 100.000 habitantes, mientras que en 2012, la tasa de homicidios en Afganistán fue de 28 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Juan Orlando ha dicho que las imputaciones en su contra son una venganza por su lucha histórica contra el narcotráfico, del mismo modo, Lobo Sosa le resta credibilidad a la versión de delincuentes confesos porque, según ha declarado, fue en su administración cuando se aprobó la extradición de criminales hondureños, hacia Estados Unidos.

Yani Rosenthal aspira a la presidencia de la República y alega que ya pagó una pena por el error que cometió.

Be the first to comment

Deja un comentario