Países debieran realizar más estudios virológicos y epidemiológicos por nueva cepa de la Covid, sugiere la OMS

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. La Organización Mundial de la Salud advirtió este martes que los hallazgos preliminares del Reino Unido señalan el problema más amplio de las mutaciones del virus del SARS-CoV-2. Ante eso, la OMS subrayó la importancia de compartir rápidamente la información epidemiológica, virológica y de la secuencia completa del genoma con otros países y equipos de investigación, incluso a través de plataformas digitales de código abierto.

La OMS aconsejó que para investigar más a fondo cualquier cambio en la función del virus, es necesario que se realicen más estudios epidemiológicos, es decir análisis de datos que analizan el comportamiento y estadísticas de la enfermedad, y virológicos, análisis de laboratorio del virus, para comprender las mutaciones específicas descritas por el Reino Unido y otros países.

También, la OMS aconsejó a todos los países que aumenten sus análisis sobre los virus del SARS-CoV-2 y que compartan los datos de secuencias a nivel internacional, en particular, para informar si se encuentran las mismas mutaciones de interés.

De igual forma, la OMS llamó la atención sobre  la preocupación por la pérdida de rendimiento notificada de los ensayos de PCR. “Para limitar el impacto en las capacidades de detección en los países, también se recomienda un enfoque que utilice diferentes ensayos en ensayos paralelos o múltiples dirigidos a diferentes genes virales para permitir la detección de posibles variantes emergentes”, dice el boletín oficial.

En este mismo boletín la OMS advirtió que se han detectado un total de 1108 casos infectados con la nueva cepa del SARS-CoV-2 VUI 202012/01 en el Reino Unido al 13 de diciembre de 2020.

Un boletín de la OMS

“La variante se detectó como parte de una investigación epidemiológica y virológica iniciada a principios de diciembre de 2020 tras un aumento inesperado, en casos de COVID-19 en el sureste de Inglaterra. Se caracterizó por un aumento de más de tres veces en la tasa de notificación de casos en 14 días desde la semana epidemiológica 41 a la semana 50 (del 5 de octubre al 13 de diciembre de 2020)… El análisis retrospectivo rastreó la primera variante identificada hasta Kent, sudeste de Inglaterra, el 20 de septiembre de 2020, a lo que siguió un rápido aumento de la misma variante identificada a finales de noviembre. La mayoría de los casos de COVID-19 en los que se ha identificado esta variante se han producido en personas menores de 60 años”.

“La variante se define por la presencia de un rango de 14 mutaciones que resultan en cambios de aminoácidos y tres deleciones. Algunas de estas mutaciones pueden influir en la transmisibilidad del virus en humanos:

Una de las mutaciones identificadas (N501Y) está alterando un aminoácido dentro de los seis residuos clave en el dominio de unión al receptor (RBD). Según la base de datos de la Iniciativa mundial para compartir datos sobre la influenza aviar (GISAID), esta misma mutación del dominio de unión al receptor (N501Y) se ha informado de forma independiente en varios países, incluidos Sudáfrica (n = 45) y Australia (n = 37). El análisis de secuencia reveló que la mutación N501Y del virus reportada en el Reino Unido y Sudáfrica se originó por separado.
Se ha encontrado otra mutación de importancia biológica, P681H, en el RBD”.

“Por último, se ha descubierto que la deleción en la posición 69/70 afecta el rendimiento de algunos ensayos de PCR de diagnóstico que utilizan una diana del gen S. La mayoría de los ensayos de PCR en todo el mundo utilizan múltiples dianas y, por lo tanto, no se prevé que el impacto de la variante en el diagnóstico sea significativo. La nueva variante VUI-202012/01 se ha identificado en varios países, incluidos Australia, Dinamarca, Italia, Islandia y los Países Bajos”.

“Los informes preliminares del Reino Unido indican que esta variante es más transmisible que los virus circulantes anteriores, con un aumento estimado de entre el 40% y el 70% en la transmisibilidad (agregando 0,4 al número de reproducción básico R0, lo que lo lleva a un rango de 1,5 a 1,7) . Se están realizando estudios de laboratorio para determinar si estas variantes de virus tienen diferentes propiedades biológicas o alteran la eficacia de la vacuna. Actualmente no hay suficiente información para determinar si esta variante está asociada con algún cambio en la gravedad de la enfermedad clínica, la respuesta de anticuerpos o la eficacia de la vacuna”.

*El boletín está en inglés y se ha hecho una traducción a través de Google


Be the first to comment

Deja un comentario