31 de octubre de 2020
Lo último

2/3

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. La baraja de cifras hecha por el gobierno para informar sobre la pandemia de Covid 19, requiere de un estudio científico por parte de especialistas en comportamiento estadístico, epidemiólogos y salubristas.

Este es un relato basado en el monitoreo diario hecho por Reporteros de Investigación a la largo de la pandemia. El primer caso de Covid 19 se reportó el 11 de marzo en Tegucigalpa. La “paciente cero” era una mujer que provenía de España.

A partir de entonces, los casos siguieron sumándose a cuenta gotas de uno en uno, sólo ocho días habían pasado de ese primer reporte oficial y sin explicaciones claras, el número de casos confirmados en un día, se disparó a 12. Era 19 de marzo Día del Padre en Honduras.

En los siguientes 14 días desde el primer caso en Tegucigalpa, se reportaron 16 casos en un solo día.

El 26 de marzo se confirmó la primera muerte en Cortés. Después de esta muerte las autoridades empezaron a dar reportes de incremento de los casos positivos y de muertes, ya era la tercera semana de la pandemia, oficializada así por el Sistema de Salud público.

Vale la pena mencionar que desde el primer caso, SINAGER ocultó los datos públicos de hospitalizaciones y no los dio a conocer hasta el 27 de marzo cuando ya habían 39 a nivel nacional: 35 estables y 4 en Unidad de Cuidados Intensivos.

Las cifras estadísticas muestran variaciones irregulares, difíciles de analizar. En la tercera semana se pasó de 52 casos a 219 confirmados y los primeros 3 pacientes recuperados. Además, se brindó el primer dato de pruebas realizadas que subió de 383 a 892. El 1 de abril las muertes llegaron a 14.

#ActualizacionCOVID19 #Honduras Casos de Covid19 nunca disminuyeron en Honduras; solo en Francisco Morazán se registran...

Publicada por Reporteros de Investigación en Viernes, 9 de octubre de 2020

Vaivén de cifras

En la cuarta semana de pandemia en el país, las pruebas realizadas pasaron de 1004 a 1648, pues se mantuvo un ritmo de alrededor de 100 pruebas diarias. Los casos subieron de 222 a 343 y las muertes de 15 a 23. Las hospitalizaciones pasaron de 50 a 67 y preocupaban a dirigentes de salud porque se venía una oleada de casos y el Gobierno no respondía a sus demandas de equipo biomédico.

Para la quinta semana comprendida entre el 9 y el 15 de abril; las pruebas disminuyeron, realizándose menos de 100 diarias, pasando de  1736 a 2151. Sin embargo, los casos subieron de 343 a 425, y se reportaron 12 nuevas muertes, pero el dato preocupante fue el incremento de las hospitalizaciones que se duplicó en comparación a las semanas anteriores, llegando a 124.

La semana 6 y 7, los casos confirmados suben de 425 a 771. En la sexta semana, la tasa de letalidad llegó a 10.06%, la más alta en toda la pandemia. En la séptima las muertes saltan de 47 a 71 totales.

Con la llegada del mes de mayo, se reportó el día con más casos registrados hasta la fecha, precisamente el Día del Trabajador, el 1 de mayo con 95 y a partir de entonces se desataron los contagios reportándose arriba de 100 al día. Para el 6 de mayo, Honduras registraba ya 1461 positivos por Covid19 y se pasó de 75 a 99 muertes.

Mayo empezaba a dar la razón al gremio Médico, pues los casos iban desenfrenadamente en aumento, pero las hospitalizaciones se empezaron a salir de control.

Entre la semana 9 y 10; el país aumentó de 249 a 336 hospitalizaciones por Covid 19. Las muertes de 105 a 151, los casos confirmados de 1685 a 3100. Casi el doble. Además, se pasaron las 100 muertes y según la OMS los países con más de 100 y arriba de 1000 casos positivos inician la escalada.

Las semanas 11 y 12, comprendidas entre el 21 de mayo y el 3 de junio; incrementó el número de pruebas totales de 12887 a 20390; que dejaron un total de casos confirmados a nivel nacional de 5690. Las muertes pasaron de 156 el 21 de mayo a 234 el 3 de junio. Estabilizando la tasa de letalidad entre 4 y 5%. Pero las hospitalizaciones subieron de 356 a 547.

Autoridades del gremio Médico informaban que el sistema hospitalario público nacional sólo tenía capacidad para 700