El gobierno mató al periodista David Romero

Categorías

Tegucigalpa, Honduras |Reporteros de Investigación. Una serie de omisiones que iniciaron con internar en una prisión al periodista David Romero aunque había un mandato de la CIDH para liberarlo, la persistencia del gobierno de mantenerlo en una cárcel aunque la nueva ley penal lo favorecía y la pandemia manejada con corrupción son los factores que posibilitaron la muerte de David Romero.

Los medios locales informaron esta mañana que Romero falleció, a causa del Covid-19, en el Instituto Nacional Cardiopulmonar (Torax).

Esta muerte reúne las características de un homicidio estatal. El Tórax carece de la infraestructura adecuada porque hubo incumplimiento en las obras de infraestructura, contratadas para hacer frente a la emergencia y los ventiladores que se adquirieron con compras directas para la pandemia, no fueron los adecuados, ha denunciado el Consejo Nacional Anticorrupción en sus informes Corrupción en Tiempos de Covid19.

La condena en su contra ocurrió contraviniendo los estándares de libertad de expresión y por eso, existe una denuncia que es del conocimiento de la Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH.

Durante el proceso penal por difamación que promovió en su contra la exfiscal Sonia Gálvez, el periodista Romero reveló el testimonio de un juez que admitió haber sido presionado por órdenes del “hombre”, es decir de Juan Orlando Hernández, para condenar al periodista.

La presión fue ejercida a través del ex presidente del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, Teodoro Bonilla, denunció Romero basado en el testimonio del juez, informó a través de diferentes Alertas la oenegé C-Libre.

Bonilla fue condenado después por el delito de tráfico de influencias, por otro caso de lavado de activos en el que también presionó a jueces para emitir sentencias.

Romero de 65 años de edad, permaneció recluido desde marzo de 2019 en un módulo que está anexo a la Penitenciaría Nacional de Tàmara, dentro de las instalaciones del segundo Batallón, pagando una condena exagerada al declararse culpable del delito de difamación en contra de la ex Fiscal Gálvez, informó el periódico Reportaje Digital.

En el momento que acusó a Romero, Gálvez además era la esposa del entonces subdirector de fiscales Rigoberto Cuéllar. Un funcionario denunciado por el periodista Romero por supuestos actos de corrupción.

Los múltiples intentos y acciones de Organizaciones defensoras de Derechos Humanos dentro y fuera de Honduras no lograron la libertad de Romero quien en todo momento se declaró como un preso político y en su momento se denuncio plan para asesinarlo.

David Romero, jugo un papel preponderante en la ruptura del cerco mediático en el 2009, justo en el marco del golpe Estado en contra de Manuel Zeleya, crítico férreo de las medidas neo liberales adoptadas por el gobierno y quien denunciara el escandaloso saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Este caso promovido por la ex fiscal Gálvez quedará en la Historia del Periodismo de Honduras como un precedente de la represión penal que vive la prensa y que ha sido denunciada en diferentes foros internacionales y el Estado ha recibido mandatos y recomendaciones para acabar con esta situación que atenta contra la prensa. Romero fue el primer periodista de la era contemporánea en ser llevado a prisión por los mensajes difundidos en su programa Interpretando la Noticia que se transmite cada tarde en Radio Globo. Durante su gestión como director de esta radiodifusora, el Estado cerró el canal Globo TV alegando problemas administrativos y no renovaron su licencia.

En su favor, Gálvez ha dicho que agraviaron sus derechos como mujer y que el periodista se quería vengar porque ella fue la fiscal que logró que lo condenarán en 2003 por el delito de violación en contra de su hija.

Romero se declaró confesó de violación en aquel año, en un juicio de estricta conformidad, pagó su pena en prisión y salió libre con libertad condicional luego de cumplir más de la mitad de la sentencia.

En 2009, se atrevió a desafiar el cerco mediático desde Radio Globo y a denunciar que en Honduras hubo Golpe de Estado. Con la llegada al poder por parte de Juan Orlando Hernández, el periodista denunció el escándalo de corrupción en el IHSS y otra serie de irregularidades que implicaban al fiscal Cuellar. En este contexto fue acusado por Gálvez luego de que el periodista empezó a emitir frases ofensivas contra la ex funcionaria y a denunciar que se le había visto con guardaespaldas pagados con recursos estatales.

Como consecuencia de este proceso penal, en 2019 fue detenido por una tropa policial dentro de las instalaciones de la radio y fue llevado a prisión por los mensajes emitidos en contra de Gálvez. El sistema judicial sumó varias condenas en su contra por delitos de difamación. En julio de 2020, adquirió el Covid-19 en la cárcel donde lo mantenía confinado el gobierno. Hoy murió. Ya suman casi media docena de periodistas fallecidos por la pandemia.

:)
Sobre reporterosdeinvestigacióncom 899 Artículos
Somos el primer medio dedicado completamente a la investigación periodística en Honduras. En Reporteros de Investigación (RI) queremos servir a nuestro país y por eso trabajamos con honestidad para cambiar la manera en que se ha hecho periodismo. Somos un equipo de periodistas íntegros y con buenas intenciones que se esfuerzan por mejorar cada día por hacer un ejercicio honesto, útil para la vida cotidiana y la toma de decisiones de las y los hondureños, trabajamos por sacar a luz información que el poder pretende ocultar. Existimos desde 2017.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario