El mismo fiscal del Caso Tony Hernández, en el escándalo del tráfico sexual de niñas que apunta a Trump

Categorías

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación. Una especie de vínculo de la predestinación hizo coincidir al excongresista hondureño Juan Antonio Hernández, procesado por tráfico de drogas, tráfico de armas y falso testimonio, con Jeffrey Epstein acusado de tráfico sexual de menores.

Los dos acusados en la corte federal de Manhattan, ambos perseguidos por el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey S. Berman.

El antiguo amigo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vinculado al escándalo de abusos sexuales, supuestamente se suicidó mientras era enjuiciado; si no fuera por eso, estaría procesado casi de manera simultánea con el hermano del mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Los dos procesos eran mediáticos porque en la misma Corte se enjuiciaba al supuesto amigo de Trump y del expresidente Bill Clinton y al hermano del nuevo amigo diplomático de Trump.

Ese vinculo que pareciera una complicidad amistosa entre el presidente estadounidense y Hernández se manifiesta en los elogios que Trump ha hecho de Juan Orlando Hernández por su lucha contra el narcotráfico aunque al menos cinco testimonios lo vinculan como Co conspirador en el tráfico de drogas (CC-4), según los boletines difundidos desde la oficina del fiscal Berman.  Hernández, por su parte, ha negado ser narcotraficante y en sus declaraciones ha dicho que los testimonios son una venganza de los delincuentes extraditados por su gobierno.

Escándalo convertido en serie

En la Docuserie de Netflix, Jeffrey Epstein: Asquerosamente Rico, documental nuevo de cuatro capítulos, se revelan los vínculos de amistad entre Trump y Epstein y entre Trump y Clinton. Ambos negaron ser amigos suyos en 2019.

Esta serie plantea que antes de que a Epstein lo acusara la Fiscalía, Trump había admitido ser su amigo, solo que a él (a Epstein) le gustaban las muchachas más jóvenes.

En este documental, Netflix revela que con la muerte del acusado queda un vacío para conocer la cantidad de víctimas y personajes implicados en una red que supuestamente operaba en Florida, Nueva York, Islas Vírgenes, Londres.

En esta serie, una de las supuestas víctimas señala: “El principe Andrés abusó sexualmente de mí”. Virigina Roberts dice que lo conoció el 10 de marzo de 2001 en Londres y según la víctima, ocurrió cuando ella tenía 17 años. Roberts tiene una foto con el príncipe Andres. “Después de tomar esa foto, el príncipe Andrés abusó sexualmente de mí por primera vez”.

El príncipe dijo en la BBC que no recordaba haberla conocido, no recordaba haberse tomado una foto con Roberts y que nunca tuvieron un contacto sexual.

 

La acusación por tráfico de menores

Clic para ver boletín oficial en inglésEl lunes 8 de julio de 2019 Epstein fue acusado en la corte federal de Manhattan de tráfico sexual de menores. “Fue arrestado el sábado y acusado de tráfico sexual de menores y conspiración para cometer tráfico sexual de menores. La acusación revelada hoy alega que, entre 2002 y 2005, EPSTEIN explotó sexualmente y abusó de docenas de niñas menores de edad al atraerlas a participar en actos sexuales con él a cambio de dinero. Epstein supuestamente trabajó con varios empleados y asociados para asegurarse de que tuviera un suministro constante de víctimas menores para abusar, y pagaron a varias de esas víctimas para reclutar a otras niñas menores de edad para participar en actos sexuales similares por dinero”.

“Cometió estos delitos en lugares como Nueva York, Nueva York y Palm Beach, Florida. Se espera que EPSTEIN se presente en la corte federal de Manhattan esta tarde ante el juez federal Henry B. Pitman. El caso se asigna al juez de distrito de los Estados Unidos Richard M. Berman”, dice la acusación.

“El fiscal estadounidense Geoffrey S. Berman dijo: “Como se alega, Jeffrey Epstein abusó de niñas menores de edad durante años, operando un esquema en el que las niñas a las que victimó reclutarían a otras para que Epstein las explotara y abusara. Epstein explotó a las niñas que eran vulnerables al abuso, las atrajo con pagos en efectivo y aumentó su conducta para incluir actos sexuales, que a menudo ocurrían en su residencia en el Upper East Side de Manhattan. Si bien la conducta acusada es de hace varios años, las víctimas, entonces niños y ahora mujeres jóvenes, no tienen menos derecho a su día en la corte. Mi oficina se enorgullece de defender a estas víctimas presentando esta acusación”.

“El comisionado de la policía de Nueva York, James P. O’Neill, dijo: “Los cargos de hoy sirven como una advertencia para las personas que continúan atacando a algunas de las poblaciones más vulnerables de nuestra sociedad: vamos por ustedes. Agradezco y felicito a la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur y al FBI por sus incansables esfuerzos para garantizar que los niños depredadores sean sacados de nuestras calles. La policía de Nueva York continuará trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para erradicar el tráfico de niños en nuestra ciudad y nación y trabajar para llevar la justicia a las víctimas de estos crímenes atroces “.

Clic para ver acusación en PDF: Acusación contra Jeffrey Eipsten en inglés

“Desde al menos 2002 hasta al menos 2005, JEFFREY EPSTEIN atrajo y reclutó, y provocó que fuera atraído y reclutado, docenas de niñas menores de edad para visitar su mansión en Nueva York, Nueva York (la “Residencia de Nueva York”), y su patrimonio en Palm Beach, Florida (la “Residencia de Palm Beach”), para participar en actos sexuales con él, después de lo cual le daría a las víctimas cientos de dólares en efectivo. Con el fin de mantener y aumentar su oferta de víctimas, EPSTEIN también pagó a ciertas víctimas para reclutar niñas menores de edad a las que también podría abusar. De esta manera, EPSTEIN creó una vasta red de víctimas menores de edad para que explotara sexualmente, a menudo a diario, en lugares como Nueva York y Palm Beach”.

“Las víctimas de EPSTEIN tenían tan solo 14 años cuando abusó de ellas y, por diversas razones, a menudo eran particularmente vulnerables a la explotación. Además, EPSTEIN sabía que muchas de sus víctimas eran menores de 18 años, incluso porque, en algunos casos, las víctimas le dijeron expresamente que eran menores de edad”.

“Al crear y mantener esta red de víctimas menores en múltiples estados para abusar y explotar sexualmente, EPSTEIN trabajó con otros, incluidos empleados y asociados que facilitaron su conducta al, entre otras cosas, contactar a las víctimas y programar sus encuentros sexuales con EPSTEIN en Nueva York Residencia y en la residencia Palm Beach”.

“Tanto en Nueva York como en Florida, EPSTEIN perpetuó este abuso de manera similar. Las víctimas fueron reclutadas inicialmente para proporcionar “masajes” a EPSTEIN, que se volvió cada vez más sexual y típicamente incluiría uno o más actos sexuales. EPSTEIN pagó a sus víctimas cientos de dólares en efectivo por cada encuentro”.

“En particular, durante los encuentros en la Residencia de Nueva York, las víctimas serían llevadas a una habitación donde realizarían un masaje en EPSTEIN, durante el cual EPSTEIN con frecuencia intensificaría la naturaleza y el alcance del contacto físico con sus víctimas para incluir, entre otras cosas, Actos sexuales como el manoseo y el contacto directo e indirecto con los genitales de las víctimas. En relación con los encuentros, EPSTEIN, o uno de sus empleados o asociados, generalmente le pagaba a cada víctima cientos de dólares en efectivo. Una vez que las víctimas menores fueron reclutadas, EPSTEIN o sus empleados o asociados se contactarían con las víctimas para programar citas para “masajes”. Como resultado, EPSTEIN abusó de muchas víctimas en múltiples ocasiones posteriores”.

“Para permitirle abusar aún más de las niñas menores de edad, EPSTEIN solicitó e instó a algunas de sus víctimas a reclutar niñas menores adicionales para realizar “masajes” y participar de manera similar en actos sexuales con EPSTEIN. Cuando una víctima reclutaba a otra niña menor de edad para EPSTEIN, pagaba tanto al reclutador de víctimas como a la nueva víctima cientos de dólares en efectivo. A través de estos reclutadores de víctimas, EPSTEIN mantuvo un suministro constante de nuevas víctimas para explotar, y obtuvo acceso a docenas de niñas menores de edad para abusar”.

“JEFFREY EPSTEIN, de 66 años, está acusado de un cargo de tráfico sexual de menores, que conlleva una pena máxima de 40 años de prisión, y un cargo de conspiración para participar en el tráfico sexual de menores, que conlleva una pena máxima de cinco años de prisión”.

“Este caso está siendo manejado por la Unidad de Corrupción Pública de la Oficina. Los fiscales federales adjuntos Alex Rossmiller, Alison Moe y Maurene Comey están a cargo del enjuiciamiento, con la asistencia de la coordinadora de tráfico humano de la Oficina, Abigail Kurland”.

“Los cargos contenidos en la acusación son meras acusaciones. El acusado se presume inocente a menos y hasta que se pruebe su culpabilidad”.

La renuncia del ministro de Trump

El exministro de Trabajo nominado por Trump, Alex Acosta, fue interrogado en el Congreso de los Estados Unidos por haber negociado un acuerdo con Epstein, cuando fue fiscal en el Estado de Florida, para evitar su persecución por supuestos delitos sexuales cometidos en ese lugar. En julio de 2019, Acosta tuvo que dimitir de su cargo.

Sobre reporterosdeinvestigacióncom 877 Artículos
Somos el primer medio dedicado completamente a la investigación periodística en Honduras. En Reporteros de Investigación (RI) queremos servir a nuestro país y por eso trabajamos con honestidad para cambiar la manera en que se ha hecho periodismo. Somos un equipo de periodistas íntegros y con buenas intenciones que se esfuerzan por mejorar cada día por hacer un ejercicio honesto, útil para la vida cotidiana y la toma de decisiones de las y los hondureños, trabajamos por sacar a luz información que el poder pretende ocultar. Existimos desde 2017.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario