El corrupcionario de Gabriela Castellanos

Por: Carlos Méndez

El Corrupcionario. Real Academia de la Robancina Nacional es un  libro que editó y divulgó el Consejo Nacional Anti corrupción (CNA), el año pasado reciente, bajo la dirección de Gabriela Castellanos.

El libro de pe a pa, nos descifra, sin desenfado alguno, el abecedario de la corrupción en Honduras y que tiene la fortuna del apoyo de especialistas en en varias disciplinas como lingüística, normativas jurídicas, asuntos financieros; y seguramente en cada una de esas contribuciones, estuvo la genialidad y el compromiso de la propia Gabriela quien además, no dudó en llamar al travieso de Allan McDonald, escritor avispado, cala hondo, caricaturista, ilustrador y premio Mundial de Prensa Ginebra 2013; quien desde su mesa prodigiosa,se encargó de jugar enchute con dibujos por centenares, de la A hasta la Z, con la maestría del cipote que tiene el secreto mágico, para hacernos reír y al mismo tiempo, educarnos con sus trazos irreverentes y de colores graciosos. 

Para comenzar, el libro  pone en boca de un pichingo lo que en efecto contiene esta obra popular extraordinaria:  “Es un librillo, vomita cínica y despectivamente, un garabato cachuliberal, en que por orden alfabético, se definen las palabras de la supuesta corrupción que dicen ellos”, y tan solo ver esto, es suficiente para no despegarse del libro, reflexionar y reír a montones, tanto de las ocurrencias del caricaturista y de los que pergeñaron cada texto con con lenguaje sencillo pero profundo, tal cual deben decirse las cosas. El libro de 150 paginas, tiene la virtud de poder ver y leerlo, por donde quiera abrirlo. O vaya directamente a la palabra que quiera consultar y usted tiene horas y días completos para entretenerse y aprender. 

Compartimos algo del dulce de rapa: 

Astuto. «Calificativo que se le da a alguien que no utiliza precisamente la astucia sino las manos con el propósito de robar y comprarse con la reputación un calificativo que no le cabe más que al pícaro”.

Aay, nos vidrios. «Mensajito de un extraditado”.

Azorrado. “Dícese de la persona que ha robado mucho al Estado y que se ha librado en muchas ocasiones de la justicia”.

Babosada. “Palabra utilizada por un diputado al referirse a la Constitución de la República ya que por ese camino transita la justicia”.

Bagre. “Dícese de los corruptos que aunque saben que son corruptos tienen una gran habilidad para eludir las redes de la ley y la justicia”.

Callejas. «Del imaginario político hondureño. Anchísimas avenidas chinas por donde circula la impunidad en Honduras”.

Carta de libertad. “Certificado de graduación de un corrupto que ante el sistema es inocente pero para el pueblo es el máximo diploma de un corrupto”.

Chancho. “Ofensa al mamífero y que hace mención a los funcionarios de la porqueriza publica” (pg 42). 

Meme. “Imagen que se difunde por las redes de difusión masiva y que se modifica con fines humorísticos para vengarse de los corruptos del Estado.(ya que..), sino podemos meterlos presos, hay que reírnos de ellos”.

Gorila. “Primate borracho de patria que protege la corrupción publica con carabinas bendecidas desde el poder” (pg. 67)

Zoofilia. “Aberración sexual que comete un animal político en contra de la Constitución de la República” (pg 149)  

 El Corrupcionario. Real Academia de la Robancina Nacional es todo lo anterior y más. Es un pecado perdérselo. Es un manual primoroso que debería ser aprovechado para hacer talleres de formación, en las escuelas, ongs, colegios y hasta universidades.Consulte: www.cna.hn y allí no más, bájelo a su escritorio del computador. También Puede preguntar si quiere tener uno en físico, yendo a las propias oficinas del CNA.Caminar no cuesta nada. Preguntar tampoco. Apúrese, antes que los corruptos lo  metan a la hoguera por “ofensivo y atentar contra la moral pública y las buenas costumbres”.  

Sé el primero en comentar

Deja un comentario