Campaña de ACI PARTICIPA descubre y refleja el lado protector de la defensa de DD. HH.

Tegucigalpa, Honduras | Reporteros de Investigación

“La Campaña Nos Defendemos ofrece información general sobre la vulnerabilidad que implica la labor de las y los defensores de derechos humanos para educar a la población sobre la legitimidad del trabajo que realizan y, al mismo tiempo, plantea un panorama futurista y alentador para la nación  hondureña en relación con los derechos humanos”, dice el mensaje oficial de la página de la campaña Nos Defendemos, impulsada por ACI PARTICIPA.

La labor de las y los defensores sometida a campañas de desprestigio por parte del Estado, merece ser destacada como lo que es, un servicio positivo con amor para la sociedad, dijo la directora de ACI PARTICIPA, Hedme Castro.

Esta campaña ha mostrado historias como las de las mujeres cooperativistas que exportan, generan empleos y al mismo tiempo son referentes de la defensa de los derechos de la mujer en La Paz, tal es el caso de la Coordinadora de Mujeres Campesinas de La Paz (COMUCAP), una organización de defensa de derechos humanos, ubicada en el corazón cafetalero de Honduras, en Marcala, La Paz.

Según el sitio web de la campaña, cada año las defensoras de Comucap exportan hasta 30 contenedores de café, integran la Tribuna de Mujeres contra los Femicidios Gladys Lanza, defienden y promueven una gama de derechos humanos que van desde la libertad de expresión, derechos económicos hasta la prevención de violecnia de género.

Su trabajo de defensa de derechos humanos se centra en la prevención, denuncia de violaciones a los derechos humanos y en la creación de espacios de empleo y de cadenas de comercialización, generados por sus 500 socias, para el resto de la población de Maracala y una parte de la ganancia es destinada para la atención de víctimas de violencia de género.

Estamos en proceso de capacitación para crear una radio comunitaria.

Concepción Hernández
Catadora de café y defensora de derechos humanos de La Paz.

“A través de la generación de empleo, también defendemos derechos humanos”, dice Marina Concepción Hernández, Secretaria de la Junta Directiva y coordinadora de la parte social de COMUCAP.

La labor de COMUCAP rompe el estigma contra las defensoras y defensores de derechos humanos y muestra de manera directa cómo, cada día, las y los defensores luchan por el desarrollo nacional.

Defensoras integrantes de COMUCAP.

Su labor demuestra que además de luchar por los Derechos de Primera Generación o Derechos Civiles y Políticos que se refieren a los primeros derechos que fueron consagrados en los ordenamientos jurídicos internos e internacionales; también están luchando por los Derechos de Segunda Generación o Derechos Económicos, Sociales y Culturales con el objetivo fundamental garantizar el bienestar económico, el acceso al trabajo, la educación y a la cultura.

COMUCAP nació como un espacio de libertad de defensa de la libertad de expresión a través del programa radial, llamado Siempre Viva a raíz de tanta desigualdad y discriminación en la zona rural aunque también se da en la zona urbana,.

“Hicimos alianzas con las chonas para que nos dieran capacitación y así nos organizamos por grupos. Tenían muchos miedo hasta de tocarnos y por eso iniciamos a trabajar la parte del autoestima y así nos independizamos del círculo del patriarcado en donde el varón tenía la rienda del hogar y las mujeres no podíamos asistir a reuniones y poder incluso estudiar y en esa parte COMUCAP hizo un gran trabajo en la alfabetización”, cuenta una de sus fundadoras.

La organización surgió en el año de 1993 y en 2002, sus afiliadas se constituyeron como una organización de segundo grado, con grupos base, con 120 personas y ahora suman 504 socias de 19 grupos base. Unas están como productoras de café o Zábila y tienen cajas rurales con pequeños fondos para la producció de café.

“Por la venta de café en el precio justo, recibimos dos dólares por quintal oro y ese dinero se destina al préstamo para emprendedoras, más de 30 contenedores de café por año nos ayudan a prevenir violencia a través de la asesoría y acompañamiento legal a mujeres que nos solicitan apoyo. La mayoría de mujeres son de escasos recursos”, cuenta Hernández.

“Nuestras utilidades también se invierten en la erradicación de la violencia con campañas y otros tipos de actividades”.

Hernández es sobreviviviente de violencia, su misión ahora es ayudar a otras mujeres.

Concepción Hernández, defensora del departamento de La Paz.